• comunicacionesflal

27 PIEDRAS DE TROPIEZO

Formidables obstáculos que hacen muy desigual nuestra lucha


¿Somos optimistas o somos pesimistas? Personalmente, soy “condicionalista”. Optimismo es creer que las cosas van a mejorar. Pesimismo es creer que las cosas van a empeorar.

CONDICIONALISMO es creer que las cosas van a mejorar si las “condiciones favorables” predominan sobre las “condiciones desfavorables”; y de lo contrario, las cosas van a empeorar, en la medida en que predominen los obstáculos y piedras de tropiezo, por sobre los factores impulsores.

Nosotros tenemos varias CONDICIONES FAVORABLES: nuestro proyecto es completo y único en su género, y de eficacia comprobada en países de Europa, Asia y África. No hay otro, ni siquiera parecido.


Contamos con LA VERDAD, un recurso nuestro, tanto como la honestidad y la COHERENCIA. Y nuestro proyecto tiene amplia aceptación en LAS CLASES POPULARES: en la escasa medida, por carencia de fondos y de activistas suficientes, en que hemos pasado el mensaje en barrios y caseríos populares, la gente nos entiende fácil y rápido, y se manifiesta muy a favor. Nuestro proyecto es muy “mercadeable” en estos sectores de nuestros países, mayoritarios, pero que no se expresan en marchas ni en redes sociales, por estar muy ocupados en SOBREVIVIR.

LUCHA DESPAREJA

Y nosotros, no tenemos fondos para sostenernos y financiar nuestras actividades; y en parte por esa razón, tampoco contamos con los números de líderes y activistas suficientes a tiempo completo. Eso nos limita a la CLASE MEDIA, porque es la nuestra. Es la que se expresa en las redes y marchas.

El problema es que en la clase media tropezamos con demasiados obstáculos, que voy a describir y enumerar en este escrito. Lo que hace nuestra lucha muy desigual, en un juego muy desparejo. Antes que nada, digamos que el actual sistema estatista y social-mercantilista se apoya en EL PODER; no en la verdad, en la justicia y la razón. El poder es ilegítimo: está apoyado en una serie

de MENTIRAS que le sirven de base y sustentación. Para que dejen de abusar, atropellar, usurpar y confiscar lo que no es suyo, HAY QUE QUITARLES EL PODER, mediante las Cinco Reformas, y “devolverlo” a la gente.

Es la única manera de que dejen de dominarnos, esclavizarnos y engañarnos. Porque dedican mucho tiempo, y muchos recursos y poderes a DIFUNDIR TODO TIPO DE MENTIRAS, que la CLASE MEDIA lamentablemente asimila, compra y se traga, por vía de Universidades, prensa, redes sociales, etc.


Cada mentira es una creencia falsa, y piedra de tropiezo para nosotros. La lista es larga, y probablemente no es exhaustiva. Veamos.


(1) En primer lugar, las MENTIRAS de la izquierda. La clase media no se aparta de su amor por la “política correcta”: el “Welfare State” del marxismo clásico, y las nuevas mentiras del marxismo cultural.

--- El marxismo clásico nos engaña con la “salud y educación” en manos del Estado, con el control estatal de la economía para “evitar los abusos del capitalismo”, con sus jubilaciones y los “planes sociales”

--- El marxismo cultural, que llaman a veces “teoría crítica”, nos llega con el “ecologismo” anti-industrial y anti-desarrollo; el feminazismo y la ideología de género; el indigenismo; y el relativismo posmodernista.

--- Las izquierdas no son violentas cuando les conviene; pero si de repente lo hallan conveniente, usan la violencia. Sin embargo, meten el cuento de la “izquierda blanda”, “democrática”, “vegetariana”.

Hay más.

(2) “Ni derecha ni izquierda”. La clase media ha comprado el cuento de que la derecha es algo malo, horrible, fascismo, etc. Y a nosotros, muchos se niegan a seguirnos, porque somos de derecha.

(3) “Mi país es diferente”. Si hablamos de los países reformistas de Europa, Asia y África, resulta que la clase media le ha comprado a la izquierda el cuento de que “este país es único; y por tanto el socialismo va a ser diferente”, en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, etc. Y eso que ni ellos mismos tragan ese cuento; por eso nos encajan siempre la misma fórmula socialista en todas partes.

Pero hay más; mucho más.

(4) La DERECHA MALA adopta el “pensamiento único” pegado a la “corrección política”. Se ven como una barrera contra las izquierdas, pero son una ANTESALA para las izquierdas. Sin embargo, sus frenéticos y fanáticos las siguen con entusiasmo. Y cuando el entusiasmo se les acaba, devienen en antipolíticos, partidofóbicos y enemigos de la democracia (apartados 8 a 10); y por eso desconfían de nosotros.

 

(5) FUNDACIONES Y “THINKTANKS” supuestamente de derecha, pero llenos de contradicciones: --- “Libertarios” que abrazan vocalmente el libre mercado en la economía, pero son decididamente “progres” en cultura, moral, sociedad, educación y política, y apoyan las leyes malas en estos terrenos. --- “Provida y profamilia” sólo por la mitad: vocalmente contra el aborto y el matrimonio gay, pero son decididamente estatistas de izquierda en economía, “salud y educación”, jubilaciones, etc., y por tanto apoyan las leyes malas en estos terrenos. Así casi todos los cristianos. También están los evangélicos que creen en un “Rapto inminente”, y que el mundo se acaba pronto.

 

(6) De las anteriores fundaciones y “thinktanks” provienen los “INFLUENCERS”, unas “estrellas” que recorren los países dando conferencias, vendiendo sus libros y promoviendo sus videos; en ocasiones se meten en “debates” que concitan el aplauso de sus fanáticos ... pero son


antipolíticos, partidofóbicos y enemigos de la democracia. Nos ignoran, fingiendo que no existimos. (7) La “HISTERIA ANTICORRUPCIÓN”, como todas las demás piedras de tropiezo, son “imanes” de atracción para gente que podría apoyarnos, pero no lo hace; sobre todo la clase media, que se expresa en las redes sociales y en las marchas. Esta histeria es muy mala, por sus terribles consecuencias:


--- Judicialización de la Política; esto se llama LAWFARE: la rivalidad política llevada a tribunales.

--- Así los “corruptos” y los vaivenes de sus causas judiciales acaparan la atención, la gente los odia; y resulta que este clima saturado de crispación, que incita al ODIO Y LA VIOLENCIA, nos impide hablar, cuestionar o discutir razonablemente acerca de POLÍTICAS PÚBLICAS.

--- Politización de la justicia, ya muy ideologizada con la “política correcta”, que deja de ser imparcial.

Como si fuera poco, la histeria anticorrupción tiene tres hijas malcriadas, otras tantas piedras de tropiezo que pavimentan nuestro camino como obstáculos muy fuertes y duros de vencer:


 

(8) ANTIPOLÍTICA: no se ve que la VIOLENCIA llena el vacío de la política, que es el único medio pacífico (o sea no violento) para resolver conflictos cívicos; y si no hay política, lo que hay es violencia.

(9) PARTIDOFOBIA: no se ve que los CAUDILLISMOS MESIÁNICOS llenan el vacío de los partidos, que son en la democracia como las empresas en los mercados; si no hay partidos, lo que hay son los caudillos mesiánicos y sus séquitos depredadores.

(10) AVERSIÓN A LA DEMOCRACIA: la TIRANÍA llena el vacío de la democracia, donde la oposición es legítima, con sus funciones; y si no hay democracia, lo que viene es tiranía absolutista y despótica.

 

(11) La histeria anticorrupción es parte fundamental de la POLITIQUERÍA, otra piedra de tropiezo. La “politiquería” es agudamente personalista: todo se centra en las personas de los actores políticos y sus avatares, desde su niñez. En las puras DENUNCIAS constantes de sus abusos y tropelías, una tras otra, reales o supuestas, de Fulano, Mengano, Zutano, con detalle minucioso. Y la politiquería es obsesivamente CHISMOSA. Se centra sólo en el poder nada más, y en el “orden de picoteo”: quién arriba, quién abajo. La politiquería se agudiza en los comicios, y conduce a ...

(12) La HISTERIA “ANTIFRAUDE”, tanto de las izquierdas como de la derecha mala tipo Donald Trump y Jair Bolsonaro, MALOS PERDEDORES, incapaces de admitir una derrota. También es politiquería.

Aún hay más:

 

(13) Los HECHOS DE VIOLENCIA promovidos por la izquierda dura, generan choques y enfrentamientos que alimentan ...

--- La necesidad vista como imperiosa y urgente de asumir la DEFENSA DE LA POLICÍA y fuerzas del orden, y no de las políticas públicas necesarias para resolver los males sociales;

--- FALSAS POLARIZACIONES, “brechas” que no son buenas porque no giran en torno a políticas públicas que ameritan discutirse de modo desapasionado;

--- LEY DEL PÉNDULO de izquierda a derecha: la gente no vota en favor de buenas políticas públicas sino por un “polo”, visto como lo bueno o “el mal menor”; y mejor dicho: vota CONTRA el otro “polo”.

(14) La fiebre del “MAL MENOR”: mantiene la vigencia de LA DERECHA MALA, y en ocasiones de la “izquierda blanda”. Estas son como dos piedras que se funden en una sola: derecha mala y “mal menor”. Los HECHOS DE VIOLENCIA promovidos por la izquierda dura, generan choques y enfrentamientos que alimentan ...

--- La necesidad vista como imperiosa y urgente de asumir la DEFENSA DE LA POLICÍA y fuerzas del orden, y no de las políticas públicas necesarias para resolver los males sociales;

--- FALSAS POLARIZACIONES, “brechas” que no son buenas porque no giran en torno a políticas públicas que ameritan discutirse de modo desapasionado;

--- LEY DEL PÉNDULO de izquierda a derecha: la gente no vota en favor de buenas políticas públicas sino por un “polo”, visto como lo bueno o “el mal menor”; y mejor dicho: vota CONTRA el otro “polo”.

(14) La fiebre del “MAL MENOR”: mantiene la vigencia de LA DERECHA MALA, y en ocasiones de la “izquierda blanda”. Estas son como dos piedras que se funden en una sola: derecha mala y “mal menor”.

 

(15) Las “DERIVAS” de la derecha mala. Ciertos personajes de la derecha mala, en ciertos países, ahora por fin se desmarcan y buscan hacer tienda aparte. Pero NO TIENEN PROYECTO, y así caen siempre en el caudillismo mesiánico. Y también en ...

(16) El PATRIOTERISMO, último refugio de la derecha mala: se arropa con la bandera nacional cuando NO QUIERE HACER REFORMAS, y no tiene nada que ofrecer.

(17) CORTOPLACISMO E INMEDIATISMO de gente “indignada” pero incapaz de ver y entender una acción a medio y más largo plazo. Son gente que congenia con nosotros, pero cae en la DESESPERACIÓN y por eso nos rechaza o nos abandona, para APOYAR A LAS “MARCHAS” callejeras que nada consiguen, y cuando se decepciona de las marchas, lo que hace es volverse fanática de ...

 

(18) Las “POMADAS MILAGROSAS”, supuestos remedios instantáneos, y con frecuencia panaceas universales para todo mal social, como “Bitcoin”, pena de muerte, libre porte de armas, cierre de las fronteras, o la “batalla cultural” que no ve a los partidos políticos como agentes del cambio cultural.

(19) O la guerra contra los partidos, creyendo que “hay muchos partidos” cuando el problema no es que sean numerosos, sino que son todos iguales; y las restricciones para los nuevos partidos emergentes, como por ejemplo la veda a las “campañas anticipadas”, nos juega muy en contra.

--- Y la guerra contra el oficio parlamentario: abogan por reducir los sueldos a los congresistas, acortarles los lapsos y prohibirles la reelección, como si eso resolviera algo.

--- Sin decir nada sobre LAS LEYES DE “CUOTAS” OBLIGATORIAS, que ponen en curules a tantos congresistas incompetentes, que llegan sólo por cumplir las cuotas, sin atender a los méritos.

 

(20) “QUIERO SER ALCALDE”. Muchos líderes locales, aunque bien intencionados, no ven que las leyes malas son ataduras esclavizantes que impiden toda mejora o bienestar en sus comunidades; y quieren ser alcaldes, o concejales, como si desde esas posiciones pudieran hacer algo bueno. Con leyes malas como las que tenemos, nada bueno es factible desde los poderes locales; tampoco desde la presidencia de la nación incluso, si no hay una fuerza parlamentaria para derogar las leyes malas e impulsar las reformas.

(21) “PRIMERO SALIR DE ESTO”. Especialmente en países como Cuba, Venezuela o Nicaragua, y ahora Perú, no se nos quiere escuchar, porque la desesperación es mala consejera. “Primero salir de esto”, se nos dice, aludiendo al presidente, o al partido en el gobierno. No entienden que sin una fuerza política bien estructurada en torno a un programa y a una hoja de ruta como los nuestros, las cosas seguirán de mal en peor, y jamás se va a poder “salir de esto”. La nuestra es la vía para salir de esto; no hay otra.

(22) “¡COMUNISMO NO SALE SIN VIOLENCIA!” escuchamos decir a cierta gente. Nuestra respuesta es siempre la misma: “¿Ya compraste tu ametralladora? ¿Y un tanque de guerra? ¿Tienes apoyo aéreo?” Pero la gente que eso nos dice, no tiene ni un cuchillito.

(23) “HAY QUE UNIRNOS TODOS”, y Uds. “provocan desunión entre los liberales, o en el campo de la derecha”, nos dice gente que lleva décadas predicando una unión SIN PROGRAMA, PROYECTO NI HOJA DE RUTA. Y fracasa en el intento, repetidas veces, pues a falta de esos factores, los “egos” e intereses particulares quieren cada uno predominar sobre los demás. Así “la unión” muere antes de nacer.

(24) La RESISTENCIA A LA FORMACIÓN es una pesada piedra de tranca. A la gente que se arrima le pedimos integrarse a nuestros equipos de formación y capacitación. “Si no te formas no hay reformas”, les decimos. Pero muy pocos acuden al llamado, por causa de sus OTRAS PRIORIDADES. Algunos van a capacitación por un corto tiempo, y creen que ya lo saben todo, y la abandonan.

(25) NUESTROS CRÍTICOS Y DESERTORES. Tenemos gran cantidad de críticos del proyecto. Muchos han estado un tiempo con nosotros, y después han desertado, casi siempre por falta de formación, la que no han querido recibir, como apuntamos arriba. Nos dicen cosas como estas ...

 

--- “Uds. tienen que POPULARIZAR su mensaje”. Pero ¿qué es “popularizar”? ¿Hacer POPULISMO? Si es eso, no cuenten con ello. La demagogia no es para nosotros: prometemos solamente lo que podemos realizar, por ejemplo: no engañar y decir la verdad; lo que hasta ahora hemos cumplido, pagando el alto precio de perder amistades, conexiones y relaciones. --- “A Uds. les falta MARKETING”; nos dicen y repiten que “tenemos que conectar con las emociones y sentimientos de la gente, no con los cerebros...” Y sucede que tenemos 25 NARRATIVAS capaces de hacer eso precisamente, pero no tenemos los fondos para llevar a cabo una campaña. También tenemos a “Alicita, la Mafalda liberal”, un personaje para atraer simpatía, sin dinero para proyectarlo.

--- “A Uds. les sobra DOGMATISMO”, nos dicen. “Tienen que flexibilizar ese proyecto demasiado rígido”. Y sucede que los “neoliberales” del Consenso de Washington tienen ese proyecto y mensaje “flexibles” desde los ’90; ¡pero las izquierdas siguen arrollando!

--- “Uds. no tienen habilidad social y comunicacional para PERSUADIR a los demás”, también oímos todos los días. Esta crítica no sopesa el factor TESTARUDEZ, el torpe empecinamiento de gente con demasiada confianza en sí misma, aferrada con increíble fuerza a sus errores, porque carece de humildad, y por tanto de capacidad para APRENDER.

--- “Uds. tienen que hacer ALIANZAS” Lo hemos intentado muchas veces; pero todos los posibles “aliados” no nos tienen confianza, ni creen en nuestra Agenda, y siempre pretenden que sigamos sus propias agendas, AGENDAS EXTRAÑAS, que nos desviarían de nuestro camino. En la política, la confianza es fundamental, sobre todo para alianzas. “Sin confianza no hay alianza”.

 

Hay más.

(26) Hablando de alianzas, ¿hay potenciales aliados en el PLANO INTERNACIONAL? --- Las izquierdas tienen siempre disponibles varias entidades supranacionales que les apoyan de tres modos principales: con dinero; con “expertise”; y con votos en la OEA, en las Agencias de la ONU etc. Entre ellas se cuentan las familias de partidos comunistas y trotsquistas, la Internacional Socialista, la COPPAL, la Internacional “Progresista” etc. Aquí hay financiamiento para los líderes y activistas de los partidos de izquierdas, o de las ONGs que son sus “organizaciones de fachada”, decía Lenin. Así pueden dedicar su tiempo completo al trabajo político, sin penurias económicas.

--- Pero el liberalismo siempre ha estado MAL REPRESENTADO, en cada país y también en el nivel supranacional: la Internacional “Liberal” está llena de partidos socialdemócratas. Otras “conservadoras” surgen de tanto en tanto, más o menos efímeras, como ahora impulsan los fanáticos de Trump en EEUU, de Bolsonaro en Brasil, y de Vox en España, por dar sólo algunos ejemplos. Casi todos son partidos “de centro”, es decir, derecha mala con vocación socialdemócrata (los de RELIAL), o bien son del género “nacionalista”, con inconfundible olor a fascismo.


--- Hay los “Think tanks” que siguen la línea de la Sociedad Mont Pelerin, ya mencionados en el apartado número 5 de este escrito. Fundaciones e institutos “puramente académicos”, como ATLAS NETWORK, que hace exactamente lo contrario a las izquierdas: pagan a su gente para que NO hagan labor partidista ni política, y se dediquen exclusivamente al campo académico. Si desobedeces, te cortan la mesada. Y si todavía no tienes mesada, te crean expectativa de tenerla más adelante, si haces “buena letra”, y te mantienes fuera de la política, escribiendo “papers” y dando clases y conferencias universitarias sobre tópicos ultra-sofisticados. Sin cuestionar, y en obediencia ciega a sus voces de mando. El expresidente checo Václav Klaus se atrevió a cuestionarles, y en castigo lo desafiliaron del Cato Institute. Tal vez por eso el Dr. Ron Paul se cuida de no acercarse siquiera a estas impolutas “torres de marfil”.

(27) Para terminar, el SERVILISMO respecto a las leyes y decretos de los gobiernos estatistas es otra piedra de tropiezo y obstáculo que encontramos, que fundamentalmente aqueja a las clases medias, y que se ha revelado en su rostro más terrible con todos los abusos cometidos con la excusa del COVID 19.

¿Hay más condiciones desfavorables? Es muy probable; pero tú mismo podrías agregarlas a la lista.

Finalmente, unas palabras sobre el OPTIMISMO ESCATOLÓGICO, que compartimos los cristianos que no ignoramos la buena exégesis bíblica, ni la razón o el fundamento ni la historia de nuestra ESPERANZA.

Esos cristianos, como Margareth Tatcher, estamos embarcados del lado del bien, en la milenaria lucha entre el bien y el mal. Y como lo dijo ella: por eso estamos en la política. Y sabemos con seguridad que “el bien ha de vencer al final”, sin duda alguna; eso es “optimismo escatológico”. Pero no será probablemente ahora mismo ni en lo inmediato, sino “al final”. Al final de la historia humana. O sea: parece que al mundo todavía le faltan muchas vueltas; hay tiempo. Lo que no podamos hacer nosotros, tal vez puedan hacerlo nuestros hijos y nietos, si los preparamos debidamente para ello. Así que ... ¡A NO DESESPERAR!

 

I am in politics because of the conflict between good and evil, and I believe that in the end good will triumph.

Margaret Thatcher

 


355 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo