• Alberto Mansueti

“EL OTRO CAMINO” Proyecto R.A.D./Alicita

PúblicoAmigosSolo yoPersonalizadoMejores amigosUniversidad Francisco MarroquínVer todas las listas…FamiliaÁrea de LimaVolver

RED ANTI-DESINFORMACIÓN

Lima, 15 de Abril de 2013

Alberto Mansueti

@MansuetiAlberto “Hay un camino” decía Capriles. Bueno, a buscar otro, porque ese llegó a su fin de línea. Yo digo que “SÍ hay otro camino”, ¿y tú?

# Presentación: AUTODEFENSA POLÍTICA

Tranquilo fue el siglo XX para Latinoamérica, comparado con lo que llevamos del XXI. Vea Ud.: aquí no hubo trincheras en la primera Guerra, ni bombas atómicas en la Segunda; lo que hubo aquí fueron crecimientos en las exportaciones, en ambos casos. Al Holocausto y al Gulag les conocimos casi que sólo de nombre, o en fotos. De la guerra de Corea oímos por radio, y vimos la de Vietnam en tele. Por casi todo el siglo, abundantes flujos de inmigraciones y capitales llegaron a nuestras costas desde todas partes, atraídos por la relativa calma y la bonanza (comparativamente), apenas interrumpidas por el coletazo de la Crisis del ’29.

La política aquí era un alternarse de gobiernos civiles con militares, tan pintorescos e inútiles los unos como los otros. ¿”Revoluciones”? ¡Ah sí!, las teníamos a cada rato, pero sólo cambiaban algunas de las figuras gobernantes por otras (ni siquiera todas), y desde luego el texto de la Constitución, que casi nadie leía. Y los “revolucionarios”, calmaban sus ardores tan pronto eran admitidos en el Club Social y alternaban con las lindas chicas de buenos apellidos.

En aquellos tiempos más calmos, “normales” para nosotros, la gran mayoría no se involucraba en política. ¿Para qué? ¿Qué necesidad había? La política era reservada para los interesados en sus intríngulis, que “militaban” en grupos y partidos, que oían los chismes regados en los mentideros más frecuentados, leían incluso libros sobre esos temas, asistían a interminables reuniones, y con sus amigos influyentes se postulaban para algún cargo político. El grueso de la gente ni siquiera estaba informada; estaba “al margen”, dedicada a su trabajo, estudios o negocios, a su familia, al arte, a divertirse o a lo que sea… menos a la política, que muchos veían cosa muy pero muy aburrida.

Los cambios llegaron en los ’70 y ‘80, y fueron para peor. Porque en aquella Guerra no tan Fría sí entramos, cuando la guerrilla marxista dirigida desde La Habana enfrentó unas Fuerzas Armadas que no estaban preparadas para una guerra, mucho menos ideológica. Y en la economía, los disparates del “cepalismo” comenzaron a surtir sus catastróficos efectos, golpeando muy duro a la gran mayoría, y por primera vez a la clase media.

¿Y qué pasó? Que para 1989, cuando el fin del Muro, los militares habían ganado la batalla de las balas y bombas a duras penas y con altos costos; pero no estaban informados de que en una guerra ideológica, el frente cultural es el decisivo. Peor aún les fue a los economistas: trataron de batirse con la estanflación y la pobreza endémica, pero tampoco estaban preparados, ellos ni los políticos populistas que les contrataron, porque no estaban informados sobre las realidades del libre mercado auténtico, sus teorías o sus políticas. Los militares derrotaron al marxismo armado, para luego ser vencidos por el marxismo en la enseñanza, los periódicos y revistas, la radio, la TV y el púlpito, etc. Y los Presidentes y sus economistas aplicaron el Consenso de Washington, interpretado a la criolla, para corregir los “desequilibrios macro” (con altos costos), dejando las “reformas micro” para un futuro, el cual llegó hace rato. Las políticas del “Consenso” están agotadas y ya son harto insuficientes frente a las necesidades, lo cual genera la inconformidad y crispación que hacen caldo de cultivo al Socialismo del s. XXI. No obstante, de las reformas, hasta hoy no hay noticia, ¡y ni idea parecen tener!

Mientras tanto, los derrotados militarmente adoptaron el marxismo de la Escuela de Frankfurt, y se dedicaron a montarnos tres trampas mortales: 1) Culpar de todos los males al “capitalismo liberal”, pese a que jamás estuvo entre nosotros, para frenar las reformas estructurales, y así agravar y multiplicar los males. 2) Prometer “planes sociales” (a cambio de votos), como grandes remedios para los problemas económicos. 3) Para todos los demás padecimientos, reales o inventados, impulsar las leyes y medidas “políticamente correctas” de las agendas ecológica, feminista, indigenista, gaycismo político, “responsabilidad social empresarial”, etc., a fin de completar la concreción del Programa del Manifiesto Comunista de 1848.

Muchas nuevas generaciones viven peor que sus padres, cosa nunca vista hasta ahora. Una ola de frustración recorre nuestros países, sobre todo entre los jóvenes (y no tan jóvenes) de la clase media, que son o se consideran más afectados; y asimismo entre los empresarios emergentes de la economía informal, cuyos horizontes se estrechan día a día. Esto hace que ya casi nadie quiera estar “al margen” de la política; es algo que les afecta, mucho y negativamente, y sienten que es necesario participar. Es un caso de autodefensa.

Pero, por desgracia, han sido víctimas de todas las campañas marxistas de DESINFORMACIÓN, “lavado cerebral” a través de la educación, la prensa, el clero y los medios en general. Abrigan en sus mentes y corazones una infinidad de ideas y conceptos letales, que sin embargo creen correctos y acertados. Así ellos mismos tejen y anudan los lazos de las cuerdas con las que hoy son maniatados y amordazados, para esclavizarles, y con las que mañana serán colgados, cuando ya no sean útiles, si los planes del Foro de Sao Paulo llegan hasta sus últimas consecuencias.

Para evitarlo, hacemos la RED de ANTI – DESINFORMACIÓN.

# Concepto. Cacerolazos no tumban gobiernos socialistas. Tampoco marchas de protesta ni huelgas de hambre. LA SALIDA, la única vía para salir, pasa por la DESLEGITIMACIÓN DEL SOCIALISMO, y consiguiente REHABILITACIÓN MORAL DEL CAPITALISMO, como primera medida; es decir: la lucha ideológica. Una vez ganada o al menos entablada la batalla ideológica, entonces es posible la lucha política, por los medios democráticos. De otro modo: imposible.

En Venezuela, como en otros países latinoamericanos, no ha podido abrirse la pelea en el frente ideológico, por la resistencia levantada en nombre del “Primero hay que”. Cada vez que comenzamos, a los liberales se nos dice: “NO, primero hay que… salir de Chávez.” Y ahora será “NO, primero hay que… salir de Maduro.” Es decir, siempre se nos pone una condición previa, supuestamente a muy corto plazo.

Otras veces la condición es a un larguísimo plazo: “NO, primero hay que… educar al pueblo.” Mientras tanto el socialismo no espera; al contrario: avanza, y gana cada vez más posiciones.

Lo que hacemos en R.A.D. es, 1) educar al pueblo. Pero no se requieren miles de años para enseñar a la gente que ESTO ES SOCIALISMO, que el socialismo no es bueno sino malo, y lo bueno es el capitalismo, practicado en el pasado por los países que hoy son ricos, y por eso son ricos. Enseñar que la estúpida pretensión de inventar algo mejor que el capitalismo es lo que nos mantiene fregados en América latina desde hace 200 años por lo menos. Y 2) pasamos a la gente el mensaje correcto: para salir de Chávez, Maduro, Correa, Evo o quien esté de turno a cargo, en el país que sea, PRIMERO HAY QUE SALIR DEL SOCIALISMO, a lo menos en nuestras mentes, para comenzar. De otro modo: imposible.

# El ejemplo checo. Primero hay que deslegitimarlo como sistema y como idea, en la opinión pública, rehabilitando el capitalismo como concepto. Se demostró con gran éxito en al año 1989 la “Revolución de Terciopelo” en Praga, hoy República Checa, acerca de la cual puede leerse al ex Presidente liberal Vaclav Klaus, uno de nuestros principales referentes. http://www.klaus.cz/english-pages/

En la antigua República socialista de Checoslovaquia, la socialdemocracia demandaba elecciones libres como en Occidente. Pero el sistema soviético seguía firme. El comunismo cayó recién cuando la gente comenzó a pedir no sólo elecciones como en Occidente, sino además neveras, lavadoras, ropa, carros y televisores como en Occidente. A la exigencia política de la DEMOCRACIA: elecciones limpias y partidos de verdad, se sumó la demanda en la economía: empresas privadas en competencia, producción masiva de bienes y servicios, libre mercado. O sea: CAPITALISMO. Se rompió el VELO DE LA DESINFORMACIÓN. El consumo por ej. ya no se consideraba algo “pequeñoburgués” o “imperialista”.

# En nuestra América latina, la hegemonía ideológica y política de la izquierda socialista, es conducida por el FdeSP Foro de Sao Paulo desde su fundación en 1990. Su acción es la DESINFORMACIÓN deliberada, programada y constante, que con carácter sistemático y metódico, transmiten y retrasmiten de modo regular y paciente los agentes adoctrinadores y activistas propagadores del marxismo cultural, la ignorancia, la confusión mental, y la “política correcta”.

# Qué es Desinformación: Se introducen conceptos totalmente falsos en la cabeza de la gente. Por ej que el SOCIALISMO es un “noble ideal de justicia y equidad” bla bla bla, y que el CAPITALISMO es “el egoísmo de los ricos, los intereses de las grandes empresas y los poderosos” bla bla bla. Y la gente se lo cree.

# Cómo funciona: Creyendo la gente semejantes falsedades, los gobiernos de Lula, Evo, Correa, Chávez o Maduro hablan “en nombre del socialismo”, y así gozan desde la entrada con un manto de impunidad ante la opinión. Y cuando la gente observa la corrupción, la escasez, la pobreza, la miseria, el autoritarismo, la ignorancia, la violencia y el crimen, dice “¡Ah no, esto no es socialismo!” Y el socialismo queda protegido como imagen de marca, listo para servir de trampolín al poder en la siguiente elección.

Por otro lado, “capitalismo” es una palabra totalmente desacreditada, como la imagen del mal absoluto. Así, los socialistas nos descalifican fácilmente a sus adversarios, acusándonos de “¡servir al capitalismo!”. Igual es con el concepto “derecha”. Así nos desarman a ojos de la opinión pública, previamente adoctrinada, o sea DESINFORMADA.

# Ley de Mises. Mucha gente cree que la mala situación económica juega en contra de un gobierno socialista. Pero no es así: la escasez no tumba a los gobiernos socialistas, al contrario, es la condición que se toma como pretexto para imponer más controles y racionamiento. Por eso el socialismo no “implosiona” como dicen por ahí, no “se cae sólo”, por escasez, inflación, falta de divisas y otros padecimientos económicos.

Hay una ley de hierro, la LEY DE MISES del control y racionamiento por cuotas. Dice así: “A más escasez, más reglamentos y supervisiones, racionamiento político-administrativo, control militar-policial, y poder socialista”. Se traduce de esta forma: lo poco que hay, sea de dólares, comida, gasolina, puestos, becas, contratos, “ayudas sociales” etc., se lo reparten todito entre los socialistas, sus amigos y aliados. Así acrecientan el poder socialista. ¿Y los demás? ”¡QUE COMAN M..!” Así debilitan a los no-socialistas, y aplastan su independencia, quebrando su voluntad de resistencia, y trayéndoles de cabeza gacha por el camino de la servidumbre, listos para lamer la mano socialista en busca de una limosna-recompensa por su fidelidad y obediencia. Así lo explica Ludwig von Mises en “Socialismo”, libro de 1922.

# Los Canales de la Desinformación. Según el Profesor Olavo de Carvalho, el mejor investigador del tema en la actualidad, la DESINFORMACIÓN se propaga principalmente a través de tres grandes canales: A) la educación, B) medios de prensa, C) el arte popular y la industria del entretenimiento. Además podemos añadir un cuarto, D) las iglesias, muy desinformadas.  Y un quinto también, E) las redes sociales como Facebook y Twitter, o la prensa digital, cuando la misma gente que es VÍCTIMA del socialismo, sin quererlo ni saberlo, se torna en su propagandista inconsciente, por ignorancia, al repetir consignas “envenenadas” con la desinformación; por ej. “¡Esto no es socialismo!”

Quienes no conocen la labor del Prof. Olavo de Carvalho, pueden documentarse en portugués http://www.olavodecarvalho.org/index.html  como también en inglés http://en.wikipedia.org/wiki/Olavo_de_Carvalho  y asimismo en español http://www.olavodecarvalho.org/espanol/archivo2000.htm

# El “velo” de la desinformación. Propagando y repitiendo falsedades, los socialistas crean un “velo” de falacias y confusiones, y de enormes lagunas, hiatos y huecos en los conocimientos e informaciones.

Propalan errores y equívocos, que sin embargo son hábilmente aprovechados y explotados políticamente por las izquierdas, para su propósito de consolidar, profundizar y expandir el socialismo en la región. La gran mayoría de la gente da por sentadas estas falsedades, que toma por verdades incontrovertibles, sin darse el tiempo de examinarlas. Este “velo” impide que la gente tenga acceso a un mínimo y elemental conocimiento de los hechos, y pueda razonar lógicamente acerca de ellos y de las relaciones que les vinculan unos con otros. Aparte lo ya dicho más arriba, veamos otros tres ejemplos más.

1) “Todas las teorías son buenas”. Cuando uno critica el socialismo, se dice: “El socialismo es bueno en teoría, todas las teorías son buenas, el problema es cómo se aplican.” Sin embargo del capitalismo casi nunca dicen lo mismo. Y es falso: por ej. una teoría que diga “la diabetes se cura con masivas dosis de azúcar” es una teoría, mala y pésima; no va a funcionar, quien sea que administre las dosis. Ni hay que esperar a hacer prueba alguna “en la práctica” para ver cómo funciona. El socialismo es malo EN TEORÍA. (Y en la práctica es peor).

Sin embargo con esta falsedad el sistema siempre se salva; lo que falta es esperar el “socialista bueno” que al socialismo “lo aplique bien” … el próximo. Y así es que siguen.

2) Socialistas democráticos “moderados” y radicales. Este mito dice que hay socialistas buenos, a los que se oponen los socialistas malos: los primeros prefieren los medios democráticos para aplicar sus ideas, los segundos emplean la violencia y/o el terror.

En el FdeSP conviven fuerzas comunistas radicales con otras socialistas tituladas como “democráticas”. Pero NO SE OPONEN, al contrario, ambas programan conjunta y coordinadamente de común acuerdo sus acciones y actividades, cada año, en diversas clases de reuniones y grupos. Sin embargo a la gente se le hace pensar que unas izquierdas son “vegetarianas” y otros son “carnívoros” (¿?), y que un Muro de Separación les opone. Falso: como en los interrogatorios donde el policía duro se complementa con el policía blando. Aquí es así: 1) a los blandos, los duros les sirven como “el coco” para asustar a la gente y presentarse a sí mismos como “el mal menor”; y 2) los duros están ahí siempre como los “auténticos y ortodoxos”, para reemplazar a los blandos cuando sus fracasos les desgastan y desacreditan.

3) “¡Mi país es diferente!”. Las fuerzas comunistas, socialistas y “progresistas” aplican en lo básico los mismos esquemas, consignas, pautas y métodos, en todos los países, con diferencias de detalle. Pero la gente piensa que la política de cada país, el suyo, es 100 % peculiar, “sui generis”, y por entero distinta a la del vecino. Contra lo que afirma esta creencia falsa, la vida política en todas las naciones de la región se parece cada vez más de uno a otro, desde México hasta la Argentina, pasando por Venezuela y Ecuador. Semejan como gotas de agua, porque son aguas agitadas por los mismos vientos.

# A FUTURO: La Nueva Oposición. Hasta ahora ambas facciones socialistas, bolcheviques y mencheviques, se alternan en los roles de oposición y gobierno que se han adjudicado. En Venezuela, Brasil, Ecuador y Bolivia los socialistas blandos son oposición, aliados con el Viejo Mercantilismo, y los duros son Gobierno, con su propio Nuevo Mercantilismo, que ellos mismos han parido de entre sus filas.

Esta Red Anti-Desinformación puede sostener el desarrollo de una Nueva Oposición.

# LOS CINCO ELEMENTOS DE LA R.A.D.

Contenidos, Portal, Red, y conexiones. ALICITA.

1) Contenidos informativos de diverso género y formatos. Los contenidos abarcan desde noticias hasta análisis y materiales de diversas disciplinas como política, economía, estrategia y política internacional, filosofía, historia, teología etc., pasando por crítica de la actualidad, de los actores y de los medios, e incluyendo cursos y seminarios teóricos y prácticos de diversas materias, sesiones de entrenamiento, análisis de casos, debates y palestras, entre otros contenidos.

Es muy importante el área de Filosofía y lógica, para enseñar a la gente a pensar con coherencia, a identificar las falacias, los yerros y los huecos informativos así como las falsedades y forjamientos, fraudes conceptuales, intelectuales y semánticos. Es importante detectar todas las contradicciones en el sistema y hacerles escrutinio y seguimiento cuidadoso.

Por supuesto hay información sobre las actividades de las personas, grupos, movimientos y organizaciones pertenecientes o vinculadas a R.A.D., en los diversos países.

2) El Portal o Website R.A.D. con todos los contenidos, en formato escrito, audio y audiovisual; y con todas las actividades: conferencias, clases, palestras o debates, y entrevistas. El Portal es interactivo.

En idioma portugués y siguiendo el pensamiento del Prof. de Carvalho, existe un portal que tomamos como referente: MIDIA SEM MÁSCARA. http://www.midiasemmascara.org/

3) La Red Anti-Desinformación propiamente dicha, el conjunto de personas y de redes, gente ligada al Portal y a las actividades promovidas, sea en forma directa, o bien sea indirectamente, a través de..

4) ..Las conexiones con las redes sociales, Facebook y Twitter muy especialmente.

La idea es juntar entre todos los aportantes los recursos financieros suficientes para tener un Webmaster a tiempo completo, a cargo de sus tareas: A) administrar el Portal, subiendo contenidos, actualizando, y respondiendo a los visitantes que se conectan directamente; B) manejar las conexiones y los trasvases con las redes sociales en especial Twitter y FB, para quienes se conectan a través de ellas.

Y por fin, C) disparar el tableteo diario a los medios de prensa de todos los países, de forma tal que nuestras voces y opiniones se comiencen a escuchar, para que podamos tener oportunidad de INCIDIR EN LOS ACONTECIMIENTOS y no sólo observarlos, interpretarlos y comentarlos o criticarlos.

5) ALICITA. Es “la Mafalda liberal”, un personaje de tira cómica, creación de Alberto Mansueti como emblema personificador para la R.A.D., y la “Nueva Oposición” en Venezuela y Latinoamérica, para la revolución liberal y el capitalismo nuestro. Aguda, observadora, ocurrente y desenfadada, “por ahora” no encontró su dibujante; pero esta es Alicita: http://albertomansueti.wordpress.com/2013/04/20/alicita-quiere-mudarse/

#Estatismo #Europa #Latinoamérica

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo